Reconocer en vida, la obra de un poeta y compositor, como Joel Hernádez,
es para nosotros un acto de suma satisfacción y amor por lo nuestro.
Joel, ciudadano amante de su llano, ha sabido a través de su obra,
resaltar los valores culturales, paisajísticos y espirituales de su patria,
a quien tanto ama. Ya es hora de que Venezuela le reconozca su trabajo.
Esperamos contribuir por este medio a divulgar su legado, para el conocimiento
y disfrute de todos los venezolanos.
Para el Poeta, Compositor, Amigo, y LLanero de pura cepa.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Hijo Del Estado Portuguesa

Nacido en  Araure, Estado Portuguesa,  el 15 de Febrero de 1.947, es abogado egresado de la U.C.V. en el año de 1974, profesión en la que se ha distinguido como estudioso de la ciencia jurídica. Hombre  en quien la humildad es digna bandera y la honestidad, un estandarte que con honor y dignidad porta, siendo ampliamente reconocida por el pueblo de Portuguesa.

En el campo de la política ha incursionado, como candidato a la Gobernación del estado en varias ocasiones, con un discurso y proyecto elevados y respetuosos hacia el adversario, de un modo tal, que alguien lo calificó como “un caballero de la política”.

Es además investigador de la sociología llanera, poeta nativista y consagrado compositor de la música popular del llano.

Según Edgar Colmenares del Valle, Joel Hernández, es quizás un creador único, en el sentido de que durante sus cuarenta años de trabajo de creación musical, se ha dedicado a exaltar y cantarle a los grandes valores de la llaneridad.

Sus composiciones están dirigidas a la vida del llano y los llaneros, a esa tierra inmensa y llana, con los hombres y mujeres que la habitan. Canta a  sus costumbres, faenas, tradiciones, modos, usos y vivencias,  porque es algo así como un juglar que cuenta y canta, todo cuanto ha sucedido en el llano.
Por ello, le ha cantado al caballo, como compañero inseparable del llanero, en la fatiga diaria en donde hombre y caballo, luchan con el toro bravío. Así lo hizo con su tema Viejo Soguero, una canción con treinta años de vida, considerada ya, como un clásico de la música popular de la llanura.

También le ha cantado a la vaca, gran valor de los llaneros, porque este animal con su vientre y sus múltiples partos, permite el crecimiento del rebaño y con su bosta hervida en la leche, ha salvado al hijo de la enfermedad del sarampión. Por ello, en el tema La Fundadora, está consagrado en hermosa poesía popular, el valor de la vaca en la cultura llanera.
Igualmente le ha cantado al Sombrero, típica prenda en el atuendo del llanero, en ese hombre de a caballo con su cobija y su sombrero calados. Porque es el llanero, quien encarna al hombre del sombrero en Venezuela. Así que en el tema Sombrero, Joel Hernández, exalta el valor costumbrista del sombrero alón, en la cultura del llano.

De igual modo, ha cantado al cuchillo, utensilio que nunca falta pendiendo en su cubierta de la cintura del llanero. En su canción la Tonada del Cuchillo, ha explicado con lujos de detalles, todo lo relacionado con el valor de esta arma blanca, que la emplea el hombre del llano para capar un toro, desangrar un caballo, naricear un novillo, picar una soga y usarlo para librarse de cualquier peligro.
Igualmente, le ha cantado al Mandador, a ese bastón de mando que usa todo peón llanero, para el trabajo y la dirección de los ganados, en los trabajos de vaquerías.

Ha cantado en hermosa poesía, al Corral, al Cuatro, instrumento de cuerdas compañero del llanero, al Bonguero, al Botalón de Horqueta, que es tormento del toro cimarrón, a La Cobija, de dos tonos, azul marino y encarnado.

En las canciones de Joel Hernández, cabalgan los jinetes encobijados bajo la lluvia, con su bayeta de color azul y rojo; y nos pinta a los “picadores” de sogas, a los cabresteros, punteros, traspunteros, a los culateros y arreadores de ganado, a los ordeñadores y becerreros y a tantas y variadas estampas y vivencias del viejo llano venezolano.

Ha cantado a la flora y fauna del llano, de tal manera, que en su temática, lo ha hecho con El Paraguatán, con El Lirio de Mayo, con El DragoEl ManiritoEl Merecure y con la diversidad de riqueza forestal que tiene la llanura.

Le ha cantado al Gaván, en su tema El gabán y la gabana, porque este animal es el de mayor simbología y quizás, el ave representativa de la fauna plumífera, en la cultural popular del llano.
Ha cantado al Turpial como pájaro canoro que embellece y llena de hermosos trinos a la floresta del llano. Así lo hizo con su tema El Turpial de Laya.

También ha cantado a diversas aves como el azulejo marino, la tijereta, el sangre e’toro, el colibrí o tucusito, la paraulata y a muchos otros pájaros de nuestro llano, en su tema Los Pajarillos.
Joel Hernández, ha cantado a las vivencias y tradiciones del llano, en sus canciones  En mi Ley, Con la Soga a rastras, Tú y las Tolvaneras, La Tonada del Culatero, La Pena del Canoero, Mi Garcero, Llano Hermano, Llano Mío, Quien Pudiera y El Ordeño.
Así mismo le ha cantado a la viríl actividad de los toros coleados en sus temas Tristeza del coleador, Mi Caballo y yo, POr sus Cintas y sus Besos.

En fin, la creatividad musical de Joel Hernández, ha sido tan prolífica que continúa permanentemente contando y cantando a la llaneridad, con canciones hasta hoy inéditas como, El Brujeador, Las Historias del un Llanero, El Ojeo, Cantares,  y otras que van desde el segundo hasta el quinto cantar, en cuyos temas exalta costumbres, tradiciones y vivencias, de un llano viejo, en el cual el progreso y la tecnología, han ido invadiendo a la llanura y haciendo desaparecer, muchas costumbres y faenas que practicaban los ancestros llaneros.

Su obra ha sido de tanto interés para las actuales generaciones venezolanas, que la misma ha sido objeto de estudios académicos. Tal como lo hizo el Licenciado Yorman Tovar, quién ha estudiado en gran parte, la principal obra musical de Joel Hernández, la cual ha recogido en un libro que próximamente será editado, cuyo título es “VIGENCIA DE COSTUMBRES Y TRADICIONES DEL LLANO VENEZOLANO EN LA POESIA MUSICAL DE JOEL HERNANDEZ”, como trabajo presentado para ascender a la categoría de profesor Asociado, en la Universidad de los Llanos “Ezequiel Zamora”.

Joel Hernández se ha dado a la tarea, de comenzar a recopilar su obra musical con dos Discos Compactos, interpretados, por él y Marco Tulio Pérez, exquisito tenor y excelente médico barinés, que editará próximamente, acompañado de un libro que recoge sus opiniones sobre el costumbrismo llanero y contiene, letra y partituras musicales de treinta y cuatro temas de su autoría, con notas del autor y un glosario de los términos llaneros, que el creador utiliza en sus canciones, y cuya obra se denomina “EL LLANO, SUS COSTUMBRES, TRADICIONES Y VIVENCIAS”. Joel Hernández aspira que este libro contribuya valiosamente en escuelas, liceos y universidades, con la divulgación pedagógica de la cultura popular del llano.

Agradecimiento A:



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario